Se acentúa crisis política en Brasil y piden renuncia de Michel Temer

Brasil comenzó a debatir ayer en forma pública y abierta la posible renuncia o destitución del presidente Michel Temer, salpicado por un monumental escándalo que lo implica en asuntos de corrupción y en intentos de obstruir a la justicia.

En el Parlamento, en los medios digitales, en la televisión y en las redes sociales han cobrado cuerpo las exigencias para que Temer renuncie, que han surgido hasta en su propia base parlamentaria, que hasta esta semana era considerada sólida y absolutamente fiel.

Al escándalo que se cierne en torno al Mandatario se sumó una decisión del Tribunal Supremo, que anunció la apertura de un proceso de investigación por las sospechas que pesan en su contra.

AUDIO REVELADOR

La crisis estalló este jueves, con la información de que Temer habría sido grabado por un empresario, que colabora con la justicia en investigaciones sobre corrupción, cuando avalaba un supuesto soborno a un exdiputado preso a cambio de su silencio.

El objeto de la presunta coima sería Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara baja, antiguo aliado del gobernante y promotor del juicio político que condujo el año pasado a la destitución de Dilma Rousseff y, por consecuencia, llevó a Temer al poder.

Aunque el Presidente ha negado en forma rotunda ese asunto, el escándalo ha tenido un impacto demoledor en su base parlamentaria y varios de los partidos de gobierno se han adherido a las exigencias de “renuncia inmediata” que defiende la oposición.

A esa demanda se han sumado sectores del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), representado en el Gobierno por los ministros de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes, y de Ciudades, Bruno Araújo, quien ayer mismo anunció su decisión de dimitir al cargo.

En esa influyente formación, el pronunciamiento más duro lo ha hecho el expresidente Fernando Henrique Cardoso, uno de los líderes más respetados entre los socialdemócratas.

“Si las alegaciones de defensa no son convincentes (y no basta con alegar que son necesarias evidencias), los implicados tienen que tener el deber moral de facilitar la solución, aun con gestos de renuncia”, publicó Cardoso ayer en su cuenta en Facebook.

El malestar en el PSDB también se agravó por una vasta operación policial contra su presidente, Aécio Neves, cuyas oficinas y residencias fueron allanadas por la policía.

El Tribunal Supremo suspendió a Neves de su escaño de senador, lo que lo despoja de la inmunidad parlamentaria y lo pone en riesgo de ser detenido, también por asuntos de alegada corrupción.

En el Gobierno también han pedido la dimisión de Temer, parlamentarios de los partidos Demócratas (DEM), Popular Socialista (PPS), y del propio PSDB, que barajan la posibilidad de salir de Temer, que insiste en permanecer en el cargo.

Por el DEM se pronunció el senador Ronaldo Caiado, quien afirmó que “frente a la gravedad del escenario y con la responsabilidad de no dejar que Brasil se sumerja en lo imponderable, solo nos resta la renuncia del presidente Michel Temer”.

En el caso del PPS, el jefe del grupo en la Cámara de Diputados, Arnaldo Jordy, afirmó que el Gobierno de Temer “acabó” y “debe pactar una salida institucional” que incluya “anticipar el proceso electoral” previsto para octubre del año próximo, a fin de “devolver a las urnas la decisión” sobre el futuro del país.

De acuerdo con la Constitución, si Temer renuncia o es destituido, el Congreso deberá realizar una elección indirecta para escoger a quien completará el período que inició Dilma Rousseff en 2015 y que continúa Temer desde agosto pasado, tras el juicio político contra la exmandataria.

Sin embargo, el propio Congreso pudiera aprobar una enmienda constitucional para convocar una elección directa este mismo año, un asunto sobre el que existen propuestas que ya se tramitan en las cámaras.

TEMER: NO RENUNCIARÉ

En horas de la tarde de ayer, el presidente de facto Michel Temer anunció en el Palacio de Planalto que no renunciará al cargo. “En ningún momento autoricé a pagar a quien quiera que sea para que se mantenga callado; no compré el silencio de nadie”, dijo.

“Sé lo que hice y exijo una investigación plena y rápida de los hechos”, expresó en cadena nacional.

Temer reveló que había solicitado al Supremo Tribunal Federal (STF) acceso a la grabación referida por el propietario del frigorífico JBS, pero hasta ahora no lo consiguió.

“No preciso de cargo público ni de foro especial”, “no tengo nada que esconder” y “por eso registro enfáticamente que la investigación pedida por la Corte Suprema será el territorio en que demostraré mi inocencia”, declaró visiblemente molesto.

RENUNCIA MINISTRO DE CULTURA

El ministro de Cultura de Brasil, Roberto Freire, renunció minutos después de que Temer se negara a dejar la Presidencia, lo que tensa aún más el clima político en el país. Es el segundo funcionario en abandonar el barco.

PUEBLO EXIGE ELECCIONES YA

Pocas horas después de conocerse el contenido de las conversaciones, cientos de manifestantes se dirigieron al Palacio de Planalto en Brasilia la noche del miércoles para pedir la salida de Temer. Lo mismo sucedió en la avenida Paulista de São Paulo, donde una centena de brasileños se concentraban para exigir la renuncia del Mandatario y elecciones “directas ya”.

Igualmente para este domingo 21 de mayo convocaron a marchas de protesta en todo Brasil. Se tiene previsto que se unirán los grupos que apoyaron a Dilma Rousseff y los que defendieron el proceso que terminó con su destitución.

Entre los grupos que marcharon contra Rousseff y que ahora piden la renuncia de Temer destaca Vem pra rua (Sal a la calle), que convocó a manifestaciones el domingo para pedir el encarcelamiento de “todos” los acusados en el escándalo de corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*